Reducir la compactación del suelo

El neumático está en contacto directo con el suelo, por lo tanto, su influencia es fundamental en los fenómenos de compactación y de roderas.

¿Qué es la compactación de los suelos?

La compactación de los suelos, uno de los principales procesos causantes de su degradación, se debe al paso de máquinas agrícolas cada vez más pesadas, en condiciones climáticas que en ocasiones son complicadas, como por ejemplo cuando los suelos son humedos.

La compactación está relacionada con la propia naturaleza del suelo, su contenido en agua, la tipología de los cultivos y la carga aplicada en superficie.  El continuo paso de las máquinas genera procesos de compresión y cizalladura que reducen la capacidad de aireación, de filtración y enraizamiento de los cultivos.

El papel del neumático agrícola consiste en reducir la compactación causada por el paso de los tractores. Reduciendo los riesgos de compactación de los suelos, se preserva el potencial agronómico de los cultivos.

¿Qué es la rodera?

La rodera es una gran deformación longitudinal del suelo caracterizada por un hundimiento importante al paso de una máquina. La formación de roderas es muy importante en terrenos fangosos.

Las consecuencias son catastróficas para el desarrollo agronómico:en una rodera no crece nada, por tanto, supone una pérdida neta de rendimiento.

La rodera favorece el estancamiento de agua que puede asfixiar las plantas y favorecer el desarrollo de enfermedades.

Preserve your soil with radial technology, improved traction in all conditions and flexible, long-lasting casing thanks to “MICHELIN Ultraflex Technologies”.

En una rodera no crece nada.

La rodera consume energía de la maquinaria agrícola.

La profundidad de una rodera se parece a un "escalón" que el neumático agrícola tiene que franquear todo el tiempo.

De lo que deriva un mayor consumo.

Un campo con muchas roderas debe repararse.

Para ello hay que realizar trabajos de regeneración del suelo que consumen tiempo y carburante.

El neumático, en contacto directo con el suelo, aporta una solución que permite limitar la compactación y las roderas.

En este ámbito, la calidad de un neumático agrícola es su capacidad para soportar cargas muy pesadas con presiones muy bajas, limitando el impacto al suelo. En efecto, la presión del neumático se aproxima a la presión media que ejerce en el suelo.  (P. ej.: La presión en el neumático es de 1 bar. La presión que el neumático ejerce en el suelo será aproximadamente de 1 kg/cm2.)

De esta forma, cuanto mayor sea la presión del neumático mayor será la presión en el suelo y más grande el nivel de compactación y de roderas.

La compactación de los suelos se amplifica por el patinaje del neumático agrícola, por lo que su capacidad de tracción es fundamental para limitar este fenómeno.

Consejos Michelin

Michelin desarrolla neumáticos agrícolas que permiten reducir claramente la compactación de los suelos y mejorar las capacidades de tracción de las distintas máquinas (.tractores, cosechadoras, máquinas de tratamiento y pulverizadoras, remolques y cisternas, maquinaria compacta….)

Consejo n°1: Elija la tecnología radial en lugar de la diagonal

Muy extendida en el campo del automóvil y del transporte, la tecnología del neumático radial ha demostrado sus ventajas en el mundo de la agricultura. Respecto a la tecnología diagonal, la tecnología radial permite reducir la compactación del suelo y aumenta la capacidad de tracción de las máquinas gracias a: 

  • una capacidad para soportar  cargas pesadas con presiones más bajas.
  • una gran superficie de contacto que permite repartir mejor la carga en el suelo y más tacos, lo que mejora la tracción.

Consejo n°2: Prefiera las series anchas y « gran volumen »

El objetivo de las series de neumáticos agrícolas denominados anchos y gran volumen es reducir, con la misma carga, la presión y garantizar una mejor tracción conservando el mismo diámetro exterior y la misma circunferencia de rodadura que un neumático estándar.
Un mismo tractor equipado originalmente con neumáticos estándar puede equiparse con neumáticos anchos o de gran volumen. Michelin ha desarrollado las gamas de series de neumáticos anchos y gran volumen:

  • Michelin OMNIBIB 620/70R42 160D TL y 480/70R30 141D TL.
  • Michelin MULTIBIB 650/65R42 158D TL y 540/65R30 143D TL.
  • Michelin MACHXBIB 650/75R38 169 A8 /169B TL  y 600/65R28 154A8 / 154B TL

Ejemplo: Para un tractor de 200 caballos con una carga de 1.800 kg por neumático delantero y 4.000 kg por neumático trasero y una velocidad máxima de 40 Km/h en carretera.  Equipamiento original:
Michelin Agribib (estándar) 520/85R42 157 A8 /157B TL y Michelin Agribib 16.9R30 137 A8/134B TL

PRESIONES

Michelin AGRIBIB

Michelin OMNIBIB

Michelin MULTIBIB

Michelin MACHXBIB

Presión delantera

1 bar

0,8 bar

0,7 bar

0,6 bar

Presión trasera

1,6 bar

1,2 bar

1,2 bar

1 bar

Por término medio con relación al Michelin AGRIBIB la presión en los Michelin OMNIBIB y Michelin MULTIBIB es al menos un 20% inferior y la presión en el Michelin MACHXBIB es por término medio un 38% inferior. 

La presión de inflado de los neumáticos es un factor clave: mientras más inflados los neumáticos, menor es la superficie de la rueda que entra en contacto con el suelo, y mayor es la presión sobre el suelo. Por lo tanto, se recomienda usar neumáticos agrícolas con presiones de inflado bajas.

Consejo n°3: Opte por tecnologías Michelin Ultraflex

Gracias a la tecnología MICHELIN Ultraflex, la optimización del rendimiento agronómico comienza con los neumáticos. ¿El secreto? Una carcasa innovadora, particularmente resistente, que permite mayores flexiones.

Resultado: los neumáticos dotados de MICHELIN Ultraflex pueden soportar cargas pesadas incluso a menor presión (1), y con independencia de la velocidad de trabajo (2).

Esto no es todo: además, la estructura flexible de esta carcasa permite que la superficie de contacto de la rueda sea mayor lo que, a su vez, aumenta la capacidad de tracción de los neumáticos:

  • Ahorra tiempo y combustible;
  • Conserva el suelo;
  • Aumenta el rendimiento agronómico.